El Ayuntamiento de Soria aprueba la moción en Defensa de la Hospitalidad

La moción aprobada por el Pleno ordinario del Ayuntamiento de Soria del mes de mayo y que ha contado con los votos afirmativos del Grupos Socialista y la abstención del Grupo Popular, ha sido promovida por Salvemos la Hospitalidad en respuesta al anteproyecto de Reforma del nuevo Código Civil que el Gobierno de España promueve, y que en su artículo 318.bis puede inducir a error o a interpretaciones muy preocupantes, comportamientos delictivos como el tráfico de personas, con actuaciones como el apoyo y la ayuda a personas inmigrantes en situación irregular fundamentada en razones humanitarias, solidarias o éticas.

Esta moción aprobada hoy ha sido refrendada previamente en ayuntamientos de toda España como Málaga o Totana, o las propias Cortes de Aragón, en todos estos casos con unanimidad de todos los grupos políticos.

El Primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Soria, Luis Alfonso Rey de las Heras, ha defendido la segunda de las mociones presentadas en la mañana de hoy en el Pleno del Ayuntamiento de Soria, moción que ha sido promovida por la ONG Salvemos la Hospitalidad. Rey ha comenzado enumerando el esfuerzo del Ayuntamiento de Soria “para promover la plena integración social de los vecinos y vecinas de origen extranjero que viven en nuestra ciudad con el objeto de mejorar la convivencia social en Soria. Estos esfuerzos, además, han ido de la mano de una importante implicación ciudadana a través de entidades sociales, asociaciones de vecinos y, también, de la solidaridad y el apoyo de ciudadanos particulares”.

Rey ha alertado sobre la redacción del artículo 318.bis del Anteproyecto de Reforma del Código Penal que promueve el Gobierno de España, y que ha generado cierta alarma social entre la población en situación irregular, así como en las personas y entidades sociales que mantienen cualquier vínculo con ellas. En esta redacción se confunden, pudiendo inducir a error o a interpretaciones muy preocupantes, comportamientos delictivos como el tráfico de personas, con actuaciones como el apoyo y la ayuda a personas inmigrantes en situación irregular fundamentada en razones humanitarias, solidarias o éticas.

Así, se recoge en este texto, en el artículo 318.bis, una pena de multa de tres a doce meses o prisión de seis meses a dos años a quien ayude a transitar a un extranjero. La normativa también prevé penas similares para las personas que con ánimo de lucro, ayuden a los inmigrantes irregulares a “permanecer” en territorio comunitario.

Sin embargo, la desafortunada redacción propuesta en el artículo citado ha producido una gran incertidumbre en la sociedad, llegando a provocar que la ciudadanía piense que pueden ser penados quienes, por ejemplo, alquilen una habitación o dispensen un menú a las personas extranjeras en situación administrativa irregular. De hecho, parece que el propio redactor del artículo, consciente de las enormes diferencias entre los comportamientos que se pretenden regular, trata como mal menor de salvaguardar la solidaridad y la hospitalidad con las personas inmigrantes en situación irregular al señalar que “el Ministerio Fiscal podrá abstenerse de acusar por este delito cuando el objetivo perseguido sea únicamente prestar ayuda humanitaria”.

Luis Rey ha alertado del peligro de indefensión al que se pueden exponer de aprobarse el texto en su redacción propuesta las y los trabajadores sociales del Ayuntamiento de Soria, que quedarían al arbitrio de una interpretación fiscal su posible imputación por ayudar a ciudadanos y ciudadanas en situación irregular.

Finalmente, el Ayuntamiento de Soria ha aprobado la moción en los siguientes términos:

·       El Ayuntamiento de Soria manifiesta su rechazo ante cualquier medida que suponga un obstáculo a la solidaridad con las personas inmigrantes y elevar este acuerdo al Gobierno de la Nación.

·       El Ayuntamiento de Soria insta al Gobierno de España a que el delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, contemplado en el artículo 318.bis del Anteproyecto de reforma del Código Penal, castigue exclusivamente las conductas relacionadas con el tráfico ilícito de personas, excluyendo expresamente del mismo aquellas actuaciones motivadas por razones de ayuda humanitaria y solidaria y evitando la criminalización de conductas altruistas así como las que se realicen con ánimo de lucro cuando procuren que las personas que llegan o se encuentren en España puedan tener los mínimos para subsistir.

·       El Ayuntamiento de Soria continuará trabajando en la línea desarrollada de promoción de convivencia en la ciudad, con independencia de cual sea el origen, la nacionalidad o la situación administrativa de las personas que viven en ella.

Nota de prensa elaborada por  el departamento de Prensa del Ayuntamiento de Soria

Información Adicional