‘Salvemos la hospitalidad’ muestra cautela ante la anunciada exclusión de la solidaridad del Código Penal

El Gobierno anunció hace dos días que “de ningún modo la prestación de ayuda solidaria a extranjeros en situación irregular debe ser castigada como un delito” · www.salvemoslahospitalidad.org espera la plasmación de estas intenciones en un texto oficial · La plataforma felicita a todas las personas, organizaciones y administraciones que lo han hecho posible apoyando la campaña www.salvemoslahospitalidad.org.

El pasado martes 18 de junio una respuesta parlamentaria servía al Gobierno para pronunciarse sobre la reforma del Código Penal y la pretensión de sancionar penalmente la prestación de ayuda solidaria a migrantes en situación irregular. El documento dice que “de ningún modo, la prestación de ayuda solidaria a extranjeros en situación irregular debe ser castigada como un delito”. Además, subraya claramente que “se excluye cualquier sanción penal cuando el sujeto actúa con una motivación humanitaria (algo que autoriza la normativa UE)” y que la regulación propuesta en la reforma del Código Penal “excluye cualquier sanción en el caso de actuaciones altruistas”. Para Salvemos la Hospitalidad, esta información supone un importante cambio de postura del Gobierno respecto a la modificación del artículo 318 bis. Un gran paso adelante respecto al borrador inicial de reforma del Código Penal.

La redacción inicial del borrador incluía la tipificación de la ayuda solidaria como delito y lo dejaba en manos del fiscal: “El Ministerio Fiscal podrá abstenerse de acusar por este delito el objetivo perseguido sea únicamente prestar ayuda humanitaria a la persona de que se trate”, decía el borrador del Código Penal. El texto suscitó numerosas críticas por partes de entidades sociales, administraciones y otras organizaciones y fue el origen de la plataforma Salvemos la hospitalidad y la campaña www.salvemoslahospitalidad.org. Más tarde, el párrafo se sustituía por este: “Los hechos no serán punibles cuando el objetivo perseguido por el autor fuere únicamente prestar, de forma ocasional, ayuda humanitaria a la persona de que se trate”. Un pequeño paso adelante que se quedaba en nada al incluir la palabra “ocasional”. Ahora, la respuesta parlamentaria viene a decir que el Gobierno excluirá por completo la sanción para la ayuda solidaria del Código Penal, lo que supone un éxito para la movilización de la sociedad durante estos últimos meses.

Sin embargo, las cuarenta entidades que promovemos y apoyamos Salvemos la hospitalidad, queremos ser cautos. La última redacción a la que hemos tenido acceso es la que incluye la palabra “ocasional”, lo que es bastante preocupante. Por eso, no podemos celebrar hoy el cambio de postura gubernamental, ya que no hay una postura final o texto que indique que las nuevas intenciones se hayan trasladado al borrador de la reforma. Aún así, queremos felicitar a todas las personas, organizaciones sociales, ayuntamientos y parlamentos que durante los últimos meses han demostrado el compromiso de la sociedad y el rechazo a la sanción penal de la solidaridad. Y han hecho posible que las reivindicaciones de la plataforma Salvemos la hospitalidad y la campaña www.salvemoslahospitalidad.org vayan por el camino de convertirse en una realidad. El hecho de que ya sean 45 municipios de diversos tamaños y color político (desde Málaga a Burgos, pasando por Valencia, Sevilla, Getafe y otras muchas ciudades) y dos parlamentos autonómicos (Aragón y Navarra) los que han aprobado la moción de la campaña www.salvemoslahospitalidad.org viene a subrayar el rechazo que había suscitado la reforma del Código Penal. Confiamos en que, con palabras como las incluidas en la respuesta parlamentaria, se pueda constatar finalmente que la solidaridad y la hospitalidad no estarán finalmente incluidas como delito en el Código Penal. Un lugar que no le corresponderá nunca.

Información Adicional